PUBLICIDAD BEBIDAS ALCOHOLICAS

Principales anotaciones sobre publicidad de bebidas alcohólicas en el Decreto 1686 de 2012 Recientemente el Presidente de la República a través del Decreto 1686 del 9 de agosto de 2012, expidió el nuevo reglamento técnico relativo a los requisitos sanitarios que cualquier compañía productora, comercializadora o expendedora de bebidas alcohólicas debe seguir; lo anterior, con el objetivo principal de lograr garantizar la calidad de este tipo de productos. En lo que atañe a la publicidad de bebidas alcohólicas, es importante señalar que a la luz del mencionado decreto, existen ciertos parámetros que se reflejan en el establecimiento de requisitos y prohibiciones, que resultan ser relevantes a la hora de la elaboración de una pieza creativa y la difusión de la misma por vía de cualquier medio tradicional o no tradicional, a saber: Requisitos: A excepción de los recordatorios de marca , es de carácter mandatorio hacer mención de las siguientes leyendas de manera clara, comprensible y legible: “Prohíbase el expendio de bebidas embriagantes a menores de edad” y “El exceso de alcohol es perjudicial para la salud”. Para el caso de la publicidad que se haga sólo por audio, la velocidad de todo el comercial debe ser la misma, y no debe ser alterada en el momento en que se haga mención de las dos leyendas. La ubicación de las mismas debe permitir que el receptor del mensaje, pueda leerlas horizontalmente. Prohibiciones: 1. No está permitido el empleo de cualquier elemento nominativo o gráfico que produzca confusión, engaño o duda al consumidor; como tampoco, el uso de términos que evoquen propiedades que no posea determinada bebida alcohólica. 2. Se prohíbe hacer alusión a propiedades medicinales, preventivas, curativas, nutritivas con este tipo de productos. 3. La comunicación comercial debe respetar los valores culturales y las diferencias de raza, sexo y religión. 4. No debe incorporar imágenes de menores de edad, o de personas que parezcan serlo. 5. No debe incluir mujeres en embarazo. 6. No sugerir que con su consumo se obtiene éxito empresarial, académico, deportivo o social. De lo anterior, aunque si bien es cierto que el decreto empieza a regir desde el 9 de agosto de 2013, es de vital importancia ir adecuándose a estas reglas que menciona el decreto, puesto que el propósito final de este tipo de normas es proteger al consumidor en su integridad. Si le interesa profundizar sobre este tipo de asuntos, o tiene alguna inquietud al respecto, no dude en contactarnos en nuestro correo info@marquezrobledo.com

Leave a Reply